Procesion

La procesión de la Virgen

Extraordinaria jornada fue la vivida el domingo día 28 de septiembre en torno a la Virgen de las Angustias. Las misas matutinas estuvieron todas repletas de fieles, mientras se recibía a distintos grupos de peregrinos. Nuestro pelado celebró la Eucaristía de la una de la tarde, que tradicionalmente ofrecen los Hermanos Palieros.

Las inclemencias meteorológicas de la jornada no impidieron la procesión patronal; al contrario, los cielos se fueron despejando conforme avanzaban la tarde y la noche. Eso permitió que la Sagrada Imagen de Ntra. Sra. de las Angustias, Patrona de Granada y su Archidiócesis, permaneciera en las calles de Granada por espacio de cinco horas.

Largas filas de fieles con velas precedía al cortejo de la Hermandad, que comenzó su itinerario tras las palabras entrañables del Sr. Arzobispo, D. Francisco Javier Martínez; destacando también la oración que el Hermano Mayor realizó por el alma del Hermano D. José Córdoba Carmona, fallecido ese mismo día. Un crespón negro lucía en su honor la campana de llamada del trono.

El exorno floral del mismo fue una vez más exquisito, destacando en los frisos las rosas de color rosa palo y los olorosos nardos blancos en las esquinas, entre otras variedades de flores.

Esa fragancia se extendió por todo el recorrido, en el que siempre estuvo nuestra Patrona acompañada por los fieles que esperaban verla en las aceras. Una vez más se sucedieron las lágrimas y las oraciones, las miradas esperanzadas, los cantos y los vivas a la Virgen de las Angustias. La procesión discurrió por el itinerario previsto, destacando la intensa afluencia de fieles granadinos en las calles más angostas del recorrido, como son las del entorno de la Catedral y, por supuesto, la Plaza de las Pasiegas, en la que la Virgen se recortó una vez más sobre el altar mayor catedralicio, al mantenerse abiertas las puertas a su paso.

El cortejo de la Hermandad integraba a las Hermanas Cofrades y a los Caballeros Horquilleros, que discurrieron en dos filas, conformando diez tandas en total para portar el trono de nuestra Patrona. Delante del trono se encontraba la Junta de Gobierno y detrás del mismo, como es habitual, las Camareras de la Virgen y los Hermanos Oficiales, junto con el palio de Ntra. Señora, portado por el cuerpo de Palieros.

Presidía el cortejo, junto al clero parroquial, el Arzobispo de Granada, que saludó y bendijo a la muchedumbre de fieles que aguardaban el paso de la Patrona. También destacó un año más la presencia de las cofradías hermanadas con la Patronal de las Angustias, y o todas las instituciones civiles (como la Diputación o el Ayuntamiento) y militares, ostentando el Teniente General Jefe del MADOC la representación del Rey, S. M. don Felipe VI.

Muy emotiva fue la llegada de la Patrona a la fachada de su Basílica, pasadas las once de la noche. Por dos veces, y con el acompañamiento de la banda, se cantó el Himno Oficial de la Virgen de las Angustias, antes de introducirse de nuevo por el arco de la puerta, bajo palio, con los acordes de la Marcha Real, el disparo de cohetes y el incesante repicar de las campanas.

Ya en el interior, el Arzobispo, acompañado en todo momento por los sacerdotes de nuestra Basílica parroquial, dio por terminada esta anual Estación de Gloria, con el rezo de oraciones y la bendición.

Muchas gracias a todos los que han hecho posible una vez más esta multitudinaria expresión de religiosidad popular y fervor mariano.

Un año más la patrona nos espera por las calles de su ciudad.
Momento donde la fe y la devoción se ara presente.
Cada granadino espera este momento durante el año para dar gracias o realizar una petición.
IMG-20140923-WA0000

Deja un comentario

Your email address will not be published / Required fields are marked *